15 de mayo de 2021
CULTURA

Mariano Mores: Un tanguero de raza, inolvidable

Pianista, compositor, director orquestal, considerado un innovador dentro del tango, nació el 18 de febrero de 1918 en el barrio porteño de San Telmo. Se crió en un hogar donde sus padres eran fanáticos de nuestra música de Buenos Aires, mientras tanto,  uno de sus abuelos, que era flautista,  en todo momento insistía para que Mariano estudiara algún instrumento.

A los once años obtuvo una beca en la Universidad de Salamanca, España, para perfeccionarse como músico clásico.

En apenas tres años se recibió de profesor de música, y a los catorce años comenzó a trabajar en el Café Vicente, sobre la Avenida Corrientes y Carlos Pellegrini.

 Vale la pena señalar que fue  pianista de Roberto Firpo durante algún tiempo…

Sus primeras composiciones fueron presentadas desde el Trío Mores, junto a las hermanas Margot y Mirna…Con Mirna formó una linda y sólida familia. Ella, además de su amor, fue  la musa inspiradora de  “Cuartito Azul”, uno de sus tangos icónicos…

Entre 1939 y 1948 fue el solista de piano en la Orquesta de Francisco Canaro- a quien Mariano consideraba como a un padre-.Posteriormente se decidió a armar su propio grupo, con el que debutó en el Teatro Presidente Alvear.

El primer cantor de su Orquesta fue  Enrique, su hermano, con el pseudónimo de Lucero, luego llegarían las voces de Mario Ponce de León, Aldo Campoamor, Carlos Acuña, Miguel Montero, Hugo Marcel, y su hijo Nito, quien falleciera en 1984.

La primera colaboración para cine fue la música para “Senderos de Fe” con Amanda Ledesma y Juan Carlos Thorry. Incursionó en la actuación y fue el autor de la banda de sonido de la película “Corrientes, Calle de Ensueño” en 1939.

Giras nacionales, y en el exterior, shows/espectáculos con influencias de music-hall, orquesta numerosa, varios cantantes, juego de luces, y un director hiperactivo con la emoción a flor de piel. ¿Qué más se puede pedir?

Mariano Mores fue y de alguna manera continua siendo, un artista inspirado, original, dueño de una energía arrolladora, con más de trescientas grabaciones, que supo cautivar al público a fuerza de su arte único, el trabajo, la humildad y la simpatía.

Entre las obras más significativas de Mariano Alberto Martínez-su nombre real-que enriquecieron con su rítmica característica numerosos y variados medios de comunicación, como los discos, la radio, televisión, teatro, hasta el séptimo arte, sobresalen:

“Uno”, “Por Qué la Quise Tanto”, “Una Lágrima Tuya”, “Cafetín de Buenos Aires”, “Gricel”, “Taquito Militar”, “Adios Pampa Mía”, “En esta Tarde Gris”, “Cada Vez que me Recuerdes”, “Tu piel de Jazmín”, y tantas otras…

El querido y admirado “Marianito” Mores, abuelo de Mariana Fabbiani, se fue de gira definitiva el 13 de abril de 2016, a los noventa y ocho años de edad.

Un artista argentino auténticamente popular, con luz propia, para conocer, valorar, escuchar y volver a escuchar.

Por Visión Porteña

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡Roberto “Tito” Cossa para todos!

Visión Porteña

Feria Internacional del Libro de Buenos Aires

Visión Porteña

Fiesta de la Historieta Virtual 2.1

Visión Porteña

En el Día Mundial del Libro

Visión Porteña

“Las librerías de Buenos Aires…tienen ese que se yo… ¿viste?”

Visión Porteña

Festival Shakespeare Buenos Aires

Visión Porteña